viernes, 28 de mayo de 2010

JAVIER BARDEM. TODOS LOS PREMIOS SON POCOS.


Javier Bardem, (el mejor actor de menos de 50 años de habla hispana y entre los 10 mejores del mundo en esa franja), nació en Las Palmas de Gran Canaria el 1 de marzo de 1969, en el seno de una familia que huele y sabe a cine y teatro por todos lados. El actor, lejos de vivir a la sombra de su tío o de su madre, es el más cotizado y célebre de los Bardem. Su tío Juan Antonio Bardem era junto a Luis García Berlanga uno de los más interesantes directores de los años 50, siempre sin llegar ninguno a la genialidad del inigualable Luis Buñuel, que sin duda junto a Pedro Almodóvar son los dos mejores directores españoles del siglo XX. Su abuelo Rafael fue un popular actor, al igual que es actriz Pilar, su madre, maravillosa como María Zambrano y profética en Carne Trémula, donde coinciden ese vertice Pilar-Penélope-Javier... PPJ. Saga familiar famosa por sus posicionamientos políticos y sociales, siempre críticos y comprometidos con sus ideas. Carlos Bardem, también actor, genial y estupendo, con un físico bárbaro, estupendo.
Bigas Luna dio a Javier la primera oportunidad, en otra profética y emblemática película, "Jamón jamón" convirtiéndose en un icono de sensaciones raciales-sexuales con películas como'Las edades de Lulú' (1990), donde tiene una escena erotica homosexual con una fuerte carga BSM. 'Jamón, jamón' (1992) es sin duda ya un film generacional (película en la que conoció a Penélope Cruz, su actual amor en palabras de él en la entrega de La Palma de Oro en Cannes) y 'Huevos de oro' (1993), en todas ellas apuntaba a convertirse en un icono sexual de atávicos principios, un nuevo macho hispano, el deseo sexual de mujeres y homosexuales, pero Bardem es algo más que eso... aunque también sea eso, y supo no encasillarse.

Bardem participaba con dos películas en el Festival de San Sebastián, 'Días contados' de Imanol Uribe y 'El detective y la muerte' de Gonzalo Suárez, y ganó la Concha de Plata al mejor actor por las dos. Merecidísimos ambos. Javier lloraba emocionado al recibir el primer premio de su trayectoria cinematográfica, sin saber que sería el primero de un magnífico palmarés.

Dieciséis años después, con una carrera envidiable y una larga lista de premios internacionales a sus espaldas, ha sabido mantener el tipo bajo un foco como el de Cannes, sin dejar de ser él y proclamando su amor a Penélope Cruz -una de las mejores actrices del mundo, y una de las mejores embajadoras de España- y sobre todo ha sabido tener presente a su saga en la figura de su madre Pilar Bardem.

Estará en 'Éxtasis' (1996) con su 'Perdita Durango' (1997), y 'Los lunes al sol' (2002), o 'Vicky Cristina Barcelona' con Woody Allen y Rebecca Hall, pero ha sido Biutiful, 2010, la que le ha hecho conquistar Francia. Esto huele a Oscar.

Almodóvar y él no son lo más parecido a director y fetiche, quizás porque el manchego desde Antonio Bnaderas -con el que repite en su nuevo film- nunca ha vuelto a conectar de tal manera con un actor. El actor sólo tuvo una aparición en 'Tacones lejanos' y un personaje en 'Carne trémula', película en la que sólo se pueden tener ojos para Ángela Molina. Su triunfo internacional llega de la mano de Julian Schnabel, en 'Antes que anochezca' (2000), primera de sus dos nominaciones al Oscar, premio que consiguió gracias a los hermanos Coen y su 'No es país para viejos' en 2008.

Con la repercusión de 'Mar adentro', y sobre todo 'Vicky Cristina Barcelona' ha conseguido entrar como primera figura en los mercados internacionales, sin tener que pagar el peaje de personajes secundarios de latino en productos comerciales y contas de baja calidad que suelen gustar al cine americano. En ese sentido sólo ha hecho la muy notable 'Collateral', de Michael Mann.

Bardem y Penélope, jóvenes guapos y creadores, dos genios patrios de los que yo me siento orgulloso.

martes, 25 de mayo de 2010

SIEMPRE CON CONDÓN TONTORRÓN...




ÚSALO CON CABEZA, HAY MIL ENFERMEDADES DE TRASMISIÓN SEXUAL QUE SE PUEDEN EVITAR CON EL USO DEL PRESERVATIVO, Y HASTA SE PODRÍAN HABER EVITADO GUERRAS Y MUCHAS MUERTES SI ESAS MADRES DESCEREBRADAS SE LOS HUBIESEN PUESTO...

sábado, 22 de mayo de 2010

IO SONO L´AMORE... Y YO LOCAMENTE ENAMORADO DE TILDA.

Director: Luca Guadagnino.
Género: melodrama.
Reparto: Tilda swinton, Alba Rohrwacher, Pippo Delbono.
Duración: 120 minutos

RESUMIENDO:
El patriarca de los Recchi está a punto de abandonar este mundo, hay que buscarle un sucesor dentro de la familia, su nieto quizás, y esto provocará grietas y fisurar en la hipócritamente sólida estructura de esta dinastía de industriales milaneses, surgen cráteres por las que asoma el rojo elemento del que está hecha la vida, sangre, la sangre que bombea nuestro corazon y de la que están regadas nuestra emociones y experiencias. Emma (Tilda Swinton- Genial Tilda en este personaje, bellísima y elegantísima, desplegando una magistral lección de interpretación,está brillante-) es la mujer y madre del nuevo líder del clan y una mujer sin más identidad que la que le dan las fiestas de sociedad y las tiendas de ropa de marca, véase PRADA, MISSONI y FENDI, casada por y para la sala de reuniones de la empresa de su familia. La irrupción de un amigo de su hijo -arrevatadóramente hermoso- Antonio, un cocinero amigo de su hijo, tiene la receta de una nueva comida, una comida jamás probada y que no mueve el mundo pero sí a las persons, el AMOR, este cocinero puede darle el amor y la pasión que tanto echa de menos en su vida, Antonio, marca el principio de un cambio para ella, que le llevará a recuperar su identidad a través del amor, un amor que la hace volar y que la hace revivir de un letargo social en el que ha vivido muerta durante años. Entre la decadencia imperante, sólo los sensibles se salvarán: la hija menor, que descubre su homosexualidad, -de sorprendente parecido físico con TILDA- y el hijo mayor, cuyo espíritu romántico le llevará a cumplir un destino trágico.

CÓMO SE HIZO.
Con "Io sono l'amore (Yo soy el amor)", el cineasta italiano Luca Guadagnino (Melissa P.) cumple su sueño de colaborar codo a codo con Tilda Swinton. Todo empezó cuando el director filmó "Tilda Swinton: The Love Factory", un original proyecto en el que la actriz hablaba libremente del amor. Tomando como punto de partida el reino de los sentimientos, Guadagnino (realizador) y Swinton (productora) se pusieron a trabajar en una película sobre las dinastías burguesas. El resultado es un drama romántico que habla del papel inoperante de la mujer en las familias adineradas y de la importancia del amor como elemento de redención, la química entre ambos es innegable e incuestionable. Lección de colaboración entre artistas.

La propia Tilda Swinton (Michael Clayton, Quemar después de leer) es la encargada de protagonizar el film junto a Edoardo Gabbriellini (Los años dorados). En la familia Recchi encontramos a Alba Rohrwacher (Caos calmo), Marisa Berenson -IMPRESIONANTE- (El discípulo), Flavio Parenti (Háblame de amor) y Pippo Delbono (Grido). "Io sono l'amore (Yo soy el amor)" ha participado en festivales tan prestigiosos como Sundance, Venecia o Toronto.


CRÍTICA.
Siete años de borradores, descartes e incontables horas de trabajo preceden el estreno de esta película de autoría doble, y todas las horas se ven y se sienten en la pantalla. Basada en una idea de la actriz Tilda Swinton, la cinta rebosa de cuidadísimos encuadres, de imponente sensualidad visual y de calado emocional es una orgía de planos hermosos con una música magistral, potentísima. Cada secuencia está planteada con un mimo casi pictórico. Toda esa cuidadísima armonía visual responde, a una personalísima protección del drama, en el sentido de que Guadagnino trabaja en umbrales de intensidad de alta gama, propios de una historia que habla de la alta burguesía milanesa, una de la más poderosa y chic del parnaso bursatil.

Toda esa perfección de laboratorio, sin embargo, no desluce la enfática disfuncionalidad del clan Recchi, creme de la creme de la aristocracia, Guadagnino crea una atmósfera turbia, de emociones al límite que nunca se desbordan más allá de los límites de la discreción y la sugerencia. He ahí donde radica el mejor argumento de su última película. "Io sono l´amore" es cine altamente ambicioso que, sin embargo, fija con solidez el eje emocional en torno al cual giran sus personajes sin permitir que el entusiasmo arroje la ficción hacia el lado del melodramatismo desatado en una película que, todo hay que decirlo, se presta un tanto a virar en esa dirección. Inmortaliza el retrato coral de una dinastía oligárquica cohesionada en torno a modelos solidaridad y lealtadarcaicos. La voluntad del clan devora la humanidad individual de sus miembros aplastados por el espejismo frívolo del poder y la apariencia, maravillosa Marisa Bereson, no entiendo cómo no la vemos más en la gran pantalla.

Guiñando un a Altman e incluso a Antonioni, - en la misse en escene- Guadagnino disecciona con precisión la desintegración del imperio doméstico víctima de las embestidas incontrolables de la pasión, el amor desatado, el deseo y el sentimiento.

Esta película es un festín en más de un sentido. No sólo porque la comida sea un elemento central, que simboliza la búsqueda de la sensualidad perdida, sino porque Luca Guadagnino ha montado un exquisito artefacto que es un goce para los sentidos. La concepción operística es total: desde la fotografía a la puesta en escena barroca, la música y la grandilocuencia y magnitud de las emociones. Estructurada en tres actos (tres movimientos sinfónicos), Yo soy el amor dialoga desde un espacio propio con Visconti y Antonioni para contarnos que sólo el amor es capaz de salvarnos de un mundo cruel y decadente. Sólo el amor, entendido como un espacio primitivo de silencio y tacto, es realmente revolucionario. La sensibilidad de la propuesta combina la puesta en escena lujosa y preciosista de los ambientes de la alta burguesía, con los primeros planos y la fotografía natural de los rincones donde sucede el amor. Sin duda, la obra más interesante de un director al que seguir la pista.

jueves, 20 de mayo de 2010

miércoles, 19 de mayo de 2010

LABIOS premio mejor texto dramático TOLEDO ESCENA ABIERTA 2010.


La ciudad soñada, la vida perdida
no es nada, no es nada, no es vida.
Solo una partida, solo una granada.
que estalla matando la risa fallida
CRASH, CRASH, CRASH, CRASH…
PAM, PAM, PAM, PAM,

Relámpagos en el café, truenos en la noche
pasos sobre la vía, nonatos cara de pato.
Tacones llenos de llagas, mejor me voy en coche
no consigo alcanzar la meta, mejor me mato.
Empeñadas en sufrir, mujeres muertas en coche
Martinis llorando el día, allí se va otro zapato
Labios hartos de besos, de esos que saben a noche
labios hartos de promesas, mejor me mato
CRASH, CRASH, CRASH, CRASH, CRASH…
PAM, PAM, PAM, PAM, PAM,

Tostadas quemadas decepcionadas hartas y solas
Cenas heladas, agotadas con mujeres ametralladas
Muertos trabajando con cabezas llenas de mares y olas
Suertes que te esquivan, que te miran desangradas.

CRASH CRASH, CRASH, CRASH,
PAM, PAM, PAM, PAM, PAM

viernes, 14 de mayo de 2010

MARQUES TOLIVER... ENJOY IT.

THE LAZARUS EFFECT...

FAMOSOS SOLIDARIOS... AYUDAR CUESTA MENOS DE LO QUE TE IMAGINAS.

jueves, 13 de mayo de 2010

sábado, 8 de mayo de 2010

ROOM IN ROME, HABITACIÓN EN ROMA.


'Habitación en Roma' es un remake lésbico de la película chilena 'En la cama' (Matías Bize, 2005). Las cuatro semanas de rodaje no transcurrieron en Roma, sino en un decorado construido en el centro de Madrid, la directora de arte Montse Sanz y el decorador Vicent Díaz, han sido capaces de traer la capital que vio nacer a Rómulo y Remo y llenar de texturas una habitación donde la decadencia y el pasado glorioso se dan la mano de una forma magistral.
La secuencia del baño, con ese blanco nuclear demuestra la maravillosa maestría de este tandem que nos tiene acostumbrados a espacios personalísimos y bien resueltos, un diez para ellos.

Elena Anaya y la ucraniana Natasha Yarovenko ya se conocían antes del rodaje. Coincidieron en un desfile de Lydia Delgado donde Natasha desfilaba como modelo. Elena realiza uno de sus mejores trabajos y se prepara para su reto con Almodóvar donde esperamos verla con ansia, desplegando su calidad interpretativa. Elena si bien ha sido una secundaria de lujo, se ha manifestado este año como una prota imprescindible, siendo éste, su mejor trabajo hasta el momento, alejado del patetismo forzado de algunos trabajos anteriores. Elena Anaya se hace incuestionable dentro del panorama patrio y se perfila como alguien necesario más allá de los Pirinieos.
La película está rodada en inglés, con momentos en español, italiano y ruso. Julio Medem se subraya como uno de los mayores creadores del universo fílmico mundial, y se situa en el lugar de los grandes contando historias, Julio es un gran contador de historias.

Una habitación de hotel en el centro de Roma es el escenario interior en el que dos mujeres jóvenes, que se acaban de conocer, se internan juntas en una aventura física que les tocará el alma. Julio en el estreno en el cine Capitol de la Gran Vía centenaria de Madrid, nos pidió que nos dejásemos tocar. Todo transcurre en una noche y en las primeras horas de la mañana de un día del comienzo del verano de 2008, antes de que Roma lance a cada una de ellas al lugar al que pertenecen; por la tarde Alba volará a España, y Natasha a Rusia., con continuos planos cenitales en clara alusión al Google Earth.La habitación del hotel, que parece haberlas estado esperando siempre con la emoción de la Historia incrustada en sus viejas paredes, -gracias a Montse Sanz y los estupendos frescos de Berta Burgos- sugestiona una atmósfera cargada de erotismo y sensualidad, con una extraña fuerza que engancha sus miradas apuntando hacia lo desconocido.

Nacen sentimientos físicos y afectivos que Alba y Natasha aceptan, Un pacto natural , las lanza a contarse de verdad y de mentira, se narran sus vidas soñadas y sus vidas vividas, se permiten ser. Durante doce horas, de noche y de día, estas dos mujeres desvelarán sus vidas, primero ocultándose y protegiéndose por miedo a la atracción sin retorno, luego dejándose acompañar hacia el paisaje desconocido de la otra, habitado por sus compromisos y el amor sincero hacia sus respectivas parejas; en el caso de Alba, una mujer -Edurne Nawja Ninri- que tiene dos hijos; y el de Natasha, su profesor de Renacimiento con el que se va a casar la próxima semana. Pero esta es una peli de Medem y el amor depara sorpresas y nuevas fotos del panorama emocional, las radiografías y los planos del corazón de ambas, se redefinen y se redibujan lanzando proyecciones de un nuevo panorama afectivo. Nada ni nadie, será igual tras pasar esa noche en ese hotel. ¿Quieres pasar una noche sola? ¿Te atreves a asumir la responsabilidad emocional que te exige tu corazón? Una noche no cambia tu vida, pero una persona sí puede hacerlo.

Alicia... un viaje personalísimo al país de las maravillas.


Tim Burton y Disney, han vuelto a colaborar en un film cargado de momentos mágicos. Alicia en el país de las maravillas (Alice in Wonderland) es una película de fantasía, inspirada en los libros Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas y A través del espejo y lo que Alicia encontró allí de Lewis Carroll, que combina actores reales con las técnicas de captura de movimiento y stop-motion. Han pasado trece años desde que Alicia (Mia Wasikowska) visitara el País de las Maravillas. Ahora tiene 19 años y está a punto de comprometerse con un lord inglés, algo que no desea. Por ello, decide perseguir al conejo conejo blanco McTwisp (Michael Sheen) hasta el país de las Maravillas. Allí descubre que es gobernado por la malvada Iracebeth, la Reina de Corazones (Helena Bonham Carter), que utiliza al dragón Jabberwocky (Christopher Lee), y que sólo ella puede combatirla. Pero Alicia no recuerda nada de su anterior viaje, por lo que se irá reencontrando con viejos conocidos, como Tarrant, el Sombrerero Loco (Johnny Depp), que la ayudarán a recordar su primera visita a este mágico reino.
La peli, es un producto para todos los públicos que no te arrepentirás de haber visto. Su acostumbrado oscurantismo, deja paso a un colorista aroma que no afecta ni agrede a nadie, con lo cual los fans del director pueden echar de menos el toque gótico tétrico de pelis anteriores, pero nada de prejuicios, hay que verla sin esperar nada, con los ojos de un niño o un neófito, sólo así podrás disfrutarla en su totalidad.

jueves, 6 de mayo de 2010